lunes, 6 de junio de 2011

No sé si era su sonrisa, su manera de hablarme, su forma de ser, el contacto de su piel con mi piel... que me volvía loca y pensar que no le voy a volver a ver me destroza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario