domingo, 4 de septiembre de 2011


Y cuando ya no me tengas comiendo de tu mano, me echarás de menos y no habrá vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario