martes, 20 de noviembre de 2012


Tengo que admitir que la mejor casualidad del mundo es haberte encontrado y que te hayas quedado en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario