lunes, 8 de agosto de 2011


Es como cuando eres un niño pequeño, un niño que poco a poco va creciendo, aprendiendo cosas nuevas, nuevos retos que superar para crecer. Pasan los años y poco a poco cambias te estatura, de pensamientos, de sentimientos...
Pues lo mismo pasa con rabia, los celos, la ira,el odio son sentimientos que por las tonterías que haces, por el daño que causas cada día, van creciendo más y más hasta que al final pierdes tú por que no supiste decirme las cosas en su momento. No exijo que sientas lo mismo sí o sí, pero que aprendas a valorarme un poco más. 
Los celos,la ira, la rabia, el odio van creciendo cada día un poco más en mi interior y van contra ti, así que si algún día te olvido por completo, no me eches la culpa a mí, si no a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario